¿Cómo te gustaría que celebráramos los 30 años de Sabor Gaitero?
 
Banner
Banner
Sabor Gaitero

Miguel Ordoñez, poeta y cronista sencillo por @leonmagnom

 

“La cultura es lo queda cuando
todo lo demás se ha olvidado”
Umberto Eco (Italia, 1932)

El nombre Miguel determina un protector de los pueblos, el arcángel que anuncia nacimientos, que sabe comunicar y defender a los suyos.

El 1 de noviembre de 1953 nació, del vientre de la mujer de raigambre andina María Silveria Rivero, un Miguel para cantarle a la tierra y sus prodigios, a los seres que pueblan el lago, a lo maravilloso de la cotidianidad marabina: Miguel Alejandro Ordoñez Rivero. Su padre Rafael Ordoñez, un saladillero raigal. Su niñez transcurrió en el sector La Salina, barriada cercana a Santa Rosa de Agua. Su primer instrumento fue el furro, como lo cantó su admirado Astolfo Romero:

"El instrumento puntero
de la gaita original
es el furro el principal
que lleva el golpe pascuero"
(Cardenales del Éxito, 1991)

Ese fue el  instrumento que ejecutó siendo adolescente en el conjunto Los Sabrosos de Wolfang Larreal en la década de los 60: El mandullo como lo llamó Virgilio Carruyo.

Sus primeros referentes en la composición fueron Eurípides Romero, Alí Primera, Armando Molero y Ricardo Aguirre.  Comenzó a trasladar a su cuaderno los versos sencillos que le llegaban, los pequeños cuentos que iban naciendo en la urdimbre de su genio, así fue moldeando su temprana vocación de creador.

Su primer éxito surgió con Los Zagales del Padre Vílchez “Canta Cantor”, en 1979, en la voz de Magda Guerra, una solista de gran clase, de gran portento vocal. Miguel logró una sólida amistad con el Padre Vílchez Soto, gracias a la intermediación del psicólogo y trovador Carlos Narváez, quien lo recomendó, le dio su aval artístico al novel compositor en esa ocasión.

En 1980 irrumpe en la temporada con la agrupación Hermandad Gaitera, con su gaita “Bulevar” en la voz del profesor Hermilo Suárez y logra el máximo reconocimiento del público y de los programas de radio dedicados al género.  Ese mismo año surge “Canturreando”, un clásico grabado por el conjunto Rincón Morales en voz de Lula López, una de sus intérpretes más leales:

“Que viva la gaita
viva el parrandón
y la contradanza
de esta gran región.
Que viva, la danza,
la décima, el vals
canta el soberano
el verso popular”
(Rincón Morales, 1980)

Sus composiciones reflejan escenas y personajes de la ciudad primigenia, de la primera conformación urbana que se erigió como capital lacustre y ciudad puerto. Pero también  conecta su obra con el canto universal que convoca a la paz del mundo, a la justicia y al amor cósmico.

Su participación en el Festival “Una Gaita para el Zulia” fue muy destacada: logró el premio con “Las Petacas” en 1986, interpretada por el Grupo Candela y en la edición 1985 estuvo entre los tres mejores compositores con “Los Botelleros”, grabada por Gaiteros de Pillopo en la voz de Daniel Méndez:

“Arre dale a la carreta
que hay un sol malasangroso
vení chacho fastidioso
y vos también negra bella
pa´ cambiarte una botella
por los mamones sabrosos”
(Gaiteros de Pillopo, 1985)

Es un compositor que ha reflejado las luchas sociales del pueblo, con la especial  influencia de sus maestros  Alí Primera y Firmo Segundo Rincón. Alzó su voz combativa contra las amenazas de guerra nuclear entre las grandes potencias mundiales con su tema “Apocalipsis” interpretado por Daniel Méndez y Los Zagales del Padre Vílchez:

“Pueblos de todito el mundo
uníos en una fuerza
para que el hombre no ejerza
toda su depredación
derrocadle la ambición
de dominio por dinero"
(Zagales del Padre Vílchez, 1982)

Cuando se produce la reagrupación de Cardenales del Éxito en 1986, bajo la égida de Astolfo Romero como director y con el financiamiento del empresario Jesús “Chichilo” Urribarrí, Miguel es llamado para participar en su primera producción, el doble álbum de vinilo donde estaban los temas “Ceuta”, “El burro” y “La Sirena”. La gaita de corte costumbrista-nostálgica que propuso Miguel la grabó su viejo amigo exzagal Daniel Méndez: “Rubén el campanero”:

“La parroquia está de fiesta
Ay, qué bonita mañana
el tañer de las campanas
despierta al saladillero
y Rubén el campanero
la hace festiva y galana”

En paralelo a sus composiciones musicales, Miguel ha sido un trovador, juglar  guitarra en mano en las rondas nocturnales. Llegué a verlo en la década de los 80 al lado de Marline, entonces su esposa, con su admirado Eurípides Romero y su acordeón en hombros, parrandeando por las calles y solares de los barrios San José, Santa Lucía y 18 de octubre.

Su producción en prosa ha sido muy celebrada, él es autor del tomo “Ricardo Aguirre el Monumental” que tuve el honor de prologar en su primera edición a principio de la década de los 90. Me sorprende cómo ese libro trazó un mapa para valorar la obra de Aguirre, la que él considera un tesoro sagrado dentro del laberinto de la cultura popular. Además, ha publicado dos libros de crónicas musicales de alta factura. En 1999 se editó la segunda edición de su libro pionero sobre la vida y aporte de Aguirre.

En el año 1992 creó su agrupación “La Cuadra”, con la cual grabó una gaita vivencial llamada “La Salina”, en la que rinde homenaje a los personajes de su infancia. En La Cuadra compartió la escena con Cheo Beceira, sus hermanos y Alexander Villalobos entre otros buenos bardos.

Si preguntamos quiénes fueron los amigos más cercanos a Alí Primera en el Zulia, es obligatorio nombrar a Miguel Alejandro. Desde el año 1970 cuando conoció al cantor falconiano en el auditorio de la Facultad de Ingeniería de LUZ, siempre compartió con Alí Rafael cantatas, parrandas y amaneceres en Cerros de Marín, en la solariega casona de doña Josefina de Molero. Durante muchos años coincidieron en los escenarios en las calles de Maracaibo y en la península de Paraguaná. Esa huella profunda de poesía, música y amor a la patria; “el panita Miguel” la lleva en su alma.

Esas vivencias las plasmó en sus décimas y danzas, como la que cantó su camarada entrañable Justo Montenegro, “El Credo” en 1994. Años después, esa décima la versionó el  cantor falconiano José Montecano, hermano de Alí:

“Creo en la sabiduría
del pueblo y en su cantar
y creo que va a lograr
su redención algún día,
yo creo en la fantasía
de crear un mundo mejor,
en Jesús el salvador,
y no creo en el infierno
como no creo en gobiernos
de fariseos y pretor”
(Grupo Candela, 1994)

Otra de las facetas importantes en la destacada carrera como artista de Miguel, es la de hombre de radio, la de cronista a través de las ondas hertzianas. Ha realizado programas junto a Ramón Soto Urdaneta, y tuvo un exitoso espacio en LUZ FM 102.9. En ese medio su verbo fluye, crea imágenes que relatan a los oyentes un mundo de personajes, costumbres, sueños colectivos.

Miguel Ordoñez asume una nueva responsabilidad este 2013 como hombre de la cultura, ahora es el director del Museo de la Zulianidad, ubicado en Santa Lucía, hermosa edificación situada en el antiguo hato “El Nilo”. Desde allí desarrollará un programa de exposiciones, cantatas y foros sobre nuestras formas musicales y compositores. Para ello cuenta con el aval de la Fundación Regional de la Gaita, adscrita a la Gobernación Bolivariana del Zulia, en el naciente tercer gobierno del comandante Francisco Javier Arias Cárdenas.

El muchacho que en los años sesenta fue un tímido furrero, ahora es un respetado ejecutante de la mandolina, cuatro, guitarra, que lleva varias centenas de gaitas, danzas, décimas en su alforja de autor. Tiene tres libros publicados, reconocimientos y premios recogidos en los escenarios nacionales. En la temporada  2011 compuso el tema “Campechano” que grabó Ricardo Cepeda con Los Colosales y obtuvo predilección del público:

“Cantando que viva
el calor campechano
de los gaiteros
que el tiempo reviva
la fuerza del canto maracaibero
que suene un gaitón
lleno de hermandad
y que el pueblo entero
reviente vivas en la Navidad”

La vida le trae al poeta sencillo Ordoñez Rivero un regalo inapreciable, su sexta hija: Maya, nombre que en lengua náhuatl significa “La elegida”. Junto a su esposa Anhúa, dama de ascendencia añú, esa niña llena su hogar santaluciteño de alegría, de luz. Como lo cantó el poeta indio Tagore en 1913: “Cada niño que llega al mundo, es una prueba más de que Dios aún confía en el hombre”. Creo que Dios sigue confiando en nuestro compañero Miguel; el poeta y cronista sencillo con nombre de arcángel guerrero.

Twitter: @leonmagnom

 

 

William Atencio: El gran productor de la gaita

“La gaita somos y a ella le damos 
lo más hermoso de nuestras vidas
es la malcriada, la preferida
es infinito cuanto la amamos;
gracias mi Dios por hacernos amos
de nuestra gaita, la consentida”

William Atencio (1989)

Tiene el récord de ser el primer zuliano que integró la junta directiva de la Sociedad de Autores y Compositores de Venezuela (Sacven), con más de 600 composiciones en su talego, casi 100 producciones discográficas publicadas y siete libros editados; logros que lo convierten en el productor más importante que ha tenido nuestra gaita venezolana. Me refiero a William José Atencio Rodríguez, compositor que nació el 25 de marzo de 1949 en el hospital Central de Maracaibo.

William vivió su niñez en la Costa Oriental, en Campo Rojo, al lado de su padre José Atencio y su madre Margarita Rodríguez. Allí comenzó a gaitear con el conjunto Los Monarcas, donde se destacó como cuatrista. Después integró las filas de Los Tigres cuyo líder era su admirado juglar Simón García. Estuvo con el conjunto Imperio un breve tiempo y comenzó su pasantía estelar como ejecutante de la agrupación Rincón Morales: “El coloso de cantares”. Después se incorporó a las filas de Estrellas del Zulia, importante divisa nacional.

Se retiró como ejecutante del cuatro, dejó los escenarios, pero continuó con su prolífico ciclo como compositor, que lo ha llevado a ganar gaitas del año, festivales y múltiples reconocimientos. Fue el primer compositor gaitero que compiló sus temas en álbum de vinilo doble, antológico, en el año 1981 con la asesoría de Charles Arapé, importante hombre de la radio nativo de la Sierra de Coro, para ese tiempo director de la emisora Mundial Zulia 1070 AM.

En paralelo a su carrera musical, William cursó estudios en la Universidad del Zulia, obteniendo el título de Licenciado en Educación mención Ciencias Biológicas en 1976. Ejerció como docente hasta jubilarse, llegando a ocupar altos cargos en la Dirección Regional de Educación.

Fue educador dedicado, pero nunca abandonó la composición, logrando cosechar clásicos para nuestro folclor como “Cinco Negros” en 1979,  interpretado por Luis Germán Briceño con Los Gaiteros del Viejo Víctor:

“Se formó un gaitón
en el solar de San Pedro.
La parranda está formada
la gente sigue llegando
Papa Dios está observando
no quiere perderse nada.
Y nuestra Chinita ufana
contenta dice a San Pedro
esos son mis cinco negros
que cantan gaita zuliana”

Sus éxitos han  sonando en todo el país: “La voz de la gaita” cantando Germán Ávila, y las gaitas románticas que le grabó Fernando Rincón; “Señora” y “De imprevisto”. En la voz de Ricardo Cepeda pegó “Que viva la democracia” de la temporada 1980 con La Universidad de la Gaita. “Todas son madres” se impuso con Rincón Morales, “Mi llano” con el Saladillo y “El látigo de la gaita” Germán Ávila, quien en definitiva ha sido su mejor intérprete, le ha grabado 36 temas desde la década de los 70 hasta la temporada pasada 2012, cuando le cantó “Yo sigo siendo la voz”.

Esa gran producción como compositor lo llevó a formar parte del ente que reúne a los autores musicales de Venezuela, SACVEN. Fue miembro de su junta directiva al lado del maestro Valentín Carucci. Esa responsabilidad le permitió años después presidir el Círculo de Compositores y Autores del Zulia (Ciacez).

Su inquietante pulsión creativa la ha expresado en la última década en el mundo editorial, con la publicación de siete libros, obras que han tenido una buena acogida en los lectores venezolanos. “Huellas musicales, capítulo compositores” fue el primer libro de ellos. Luego salió publicado “Huellas musicales, capítulo solistas” que tuve el honor de prologar. Luego vendría un tomo dedicado a la Virgen Chiquinquirá “40 años de fe y devoción”. Compiló la “Agenda temática marabina”, “Origen y evolución de la gaita” y “Grandes conjuntos gaiteros” apoyado por el Banco Central de Venezuela subsede Zulia.

En la temporada 2012 Rincón Morales le grabó el tema romántico “Cuando un amor se va”, que fue seleccionado por los usuarios del portal www.noticiaaldia.com como la mejor gaita de ese año.

“Cuando un amor se va
lo invaden los temores
llegan los sinsabores
surgen los rencores
cuando un amor se va”

En una entrevista de televisión William me confesó que uno de los momentos más emotivos en su carrera lo vivió el año 2011 cuando 18 solistas de primera línea le grabaron el homenaje póstumo a Luis Escaray, su amigo entrañable, quien murió víctima de un infarto a los 49 años de edad, cuando estaba en el cenit de su carrera:

“Yo nunca me imaginé
tener que hacerte una gaita
con un nudo en mi garganta
para tocártela a pie,
hombre honesto de gran fe
padre, amigo, buen hermano 
y un tronco de zuliano
dime Dios por qué se fue”

Ese tema, “Luis, yo nunca me imaginé”  lo escucharon entre lágrimas, en medio de una cálida atmósfera de camaradería, en el estudio de grabación. Destacó el arreglo para trompeta que ejecutó Kender Medina, actual primera trompeta de Guaco, con notas conmovedoras, llenas de un gran sentimiento para  despedir al cantor.

Recién el profesor Atencio Rodríguez fue juramentado como directivo de la Fundación Regional de la Gaita, acompañando a su afecto compañero Justo Montenegro, quien la preside. Allí tendrá la responsabilidad de orientar e impulsar nuestras formas musicales más queridas en las escuelas del estado Zulia.

Este año 2013 William José Atencio cumplirá 64 años de vida, en compañía de su esposa Haydée González de Atencio, destacada catedrática de la Universidad “Rafael Belloso Chacín”, matrimonio que celebra 40 años de unión con tres hijos y siete nietos. Pero además, coronando una carrera signada por su vasta producción como compositor, editor y productor discográfico, que le hacen merecedor del reconocimiento como: “El más importante productor de nuestra gaita en toda su historia”. Cantemos con el profesor Atencio su “Gaita, gaita” en tono celebratorio:

“Mis cuerdas vocales son
un par de guayas del puente
y el corazón de mi gente
es mi propio corazón,
mi verso es una oración
con el cual gaita te digo
que si ese sol es tu abrigo
gaita vos sois mi expresión”

(Rincón Morales, 1987)

Twitter: @leonmagnom

 

Justo Montenegro: Un presidente de la Gaita

“También creo en la canción
combativa y necesaria
por ser arma libertaria
del hombre y su corazón”

Miguel Ordoñez

Ser decimista en América Latina es ser parte de un movimiento que abarca catorce naciones, diseminadas por el Caribe, Centroamérica y el Cono Sur. Ser cantor de décimas es ser un cronista en versos, un músico heredero de la amalgama cultural que se conformó a través de los siglos con el aporte de la cultura celta, árabe y mediterránea. El decimista es un cantor de los pueblos y al igual que el gaitero representa la voz de reclamo, de la recordación y del homenaje a los ancestros. Su voz se convierte en alabanza al paisaje y sus coterráneos. Justo Montenegro, quien nació el primer día de junio de 1951 en Santa Lucía, calle San Gregorio, es la esencia del cantor  gaitero y decimista en tiempos alternos.

Su carrera comenzó cuando siendo un niño se residenció en el sector “18 de Octubre”, barriada que apenas cumplía una década de creada, luego del cruento golpe de Estado que derrocó al gran estadista Isaías Medina Angarita. En esa barriada al norte de Maracaibo comenzó a cantar Justo, en la escuela primaria “23 de enero” cuyo director era el profesor Jesús Socorro, excelente compositor, a su vez director del conjunto San Isidro. Luego integró el grupo Los Tauro, estuvo muy cercano al compositor Antonio J. Pachano en el conjunto Sensación Gaitera que dirigía el poeta perijanero, a él le grabó algunas de sus gaitas de la cosecha de los años 70. Fue integrante de Los Sabrosos y en 1973 ingresó a la agrupación Estrellas del Zulia, que ya había logrado éxito en los escenarios caraqueños.

En 1974 conforma el Gran Grupo hasta que en 1980 junto a Francisco Arrieta, Morelia González y Jesús Morillo, participa en la creación del concepto Candela, acrónimo que significa canto, danza y expresión de lo autóctono. En esa agrupación estuvo por 18 años, con ellos participó en el Festival “Una gaita para el Zulia” con los temas “Remembranzas” de Heberto J. Pedraja en 1984  y “Las Petacas” de Miguel Ordónez:

“Mirá que bonita vuela
cambiando pa´ todos laos
y el rabo encaracolao
que recorté de la hamaca
sí, esta es la mejor petaca
que en todo el barrio han volao”
(Candela, 1986)

Al salir de Candela, el profesor Alberto Silva Narváez lo convoca para ser solista del Barrio Obrero de Cabimas, de donde se había marchado su líder vocal Bernardo Bracho para alistarse con Los Compadres del Éxito, divisa tradicional y pionera creada por Rafael Rincón González en Bachaquero en el decenio 1960. En el señorial conjunto Barrio Obrero de Cabimas permaneció once temporadas, al lado de otro gran decimista: Tito Delgado, con las hermanas Carmen y Lula Silva, nutriéndose de la musa prodigiosa de José “Bambaíto” Guzmán, juglar icónico de Cabimas. Con ellos grabó e impuso el tema “Y cómo olvidar a Chinco” en el año 2001:

“Ya va levantar el vuelo
el gran coloso de Avensa
sin embargo Chinco piensa
que es mejor ir por el suelo”

(Tito Delgado)

Justo Enrique Montenegro Camargo siempre se ha identificado con las luchas sociales que desde el canto popular impulsaron Alí Primera, Ricardo Aguirre, Víctor Jara y Luis Hómez. Se ha mantenido muy leal a los lineamientos políticos de la izquierda latinoamericana, al canto nacionalista y reivindicativo. Ese talante de cantor-conciencia lo reflejó en su álbum “Justo al atardecer” del año 2008 donde grabó temas en tiempo de vals, danza, trova y décima, con un gran contenido poético, acompañado por excelentes músicos zulianos como “Karello”, Ovelio Ávila y Jacobo Barrios. Sin duda un disco de colección.

"Vienen a mi mente las viejas historias
de aquel Maracaibo colmado de sueños
de viejos faroles, leontina y pumpá.
Gárgolas llorando el ritmo sediento
de algún calendario, que en el horizonte
dibuja el rostro de la gran ciudad”

Heriberto Molina (Viejas Historias, 2008)

Entre sus trabajos más destacados está la creación de la agrupación Los Gaiteros de San Sebastián, grupo de veteranos gaiteros que pertenecían al Instituto Municipal de la Gaita “Ricardo Aguirre” (IMGRA), ente que presidió con mucho éxito durante la gestión del alcalde marabino Gian Carlo Di Martino. Los Gaiteros de San Sebastián hacen la gaita con cinco furros, dos cuatros, con la cadencia de otrora, tradicional sin elementos electrónicos.  Escucharlos tocar es realizar un viaje a la génesis y esencia de nuestro folclor.

Producto de ese compromiso ideológico y de sus 45 años de carrera artística,  el Gobernador del Zulia, Francisco Arias Cárdenas, quien es su amigo desde 1993,  recién lo nombró presidente de la Fundación Regional de la Gaita, ente que agrupa a 400 miembros, entre gaiteros, cronistas y músicos. Tendrá la misión de consolidar la enseñanza de la gaita en las escuelas primarias del Zulia, sembrar la gaita en el corazón de los pequeños para que de nuevo florezca en el panorama musical venezolano.

Montenegro tiene como sus ídolos a los decimistas “Chevoche” y “El Indio” Miguel, a ellos los ha estudiado, los ha interpretado, ha vivido su mundo alegórico y atrayente  de Santa Rosa de Agua. Allí se siente en su pequeño paraíso cultural, entre manglares y cocoteros se erige la estructura palafítica del Centro de Educación Popular “Jesús Rosario Ortega”, centro de arte  que ha dirigido con acierto junto a figuras como Giovanni Villalobos, William Atencio, Humberto “Mamaota” Rodríguez y Francisco Hidalgo; siempre rodeado del amor de su familia, su principal apoyo en esta batalla cultural, en su empeño de vida: Diana Duarte de Montenegro, su esposa, y sus hijos Jhonan y Jeniffer.

Comienza un nuevo ciclo creativo y de aporte para Justo Enrique, la vida lo coloca al frente del organismo más importante de la gaita en Venezuela, con la  misión de devolverle a nuestra región el auténtico sentido de la zulianidad, sembrar la gaita en las nuevas generaciones, no permitir que la danza y décima zuliana se extingan. En ese gran reto, lo acompañaremos. Con Justo como líder asumimos ese compromiso con la gaita ante la historia.

Twitter: @leonmagnom

 

Junio: mes de la comunicación

Junio,  el sexto mes del año,  fue  nombrado así en honor a la diosa Juno, esposa de Júpiter, rectora de la maternidad según  la mitología romana. 

En nuestra cultura latinoamericana,  junio representa el mes de la comunicación,  en el acontecen hechos relevantes en torno a los medios y sus actores. Según el profesor Elmer Trujillo, la mayoría de los nativos  del sexto mes, están regidos  por Géminis,  signo que determina en ellos talento para comunicar.

En junio se  registran  los nacimientos de grandes verbalizadores como  Mariana Ferrer Mello;  la extraordinaria periodista que nació el 3 de junio,  egresada de la Universidad del Zulia en la mención audiovisual,  joven profesional que  ha demostrado supremo arte para comunicar en todos los medios.  También nació  Leandro Lenin Montiel, el carismático animador, el 6 de junio de 1963, y fallecido el 21 de enero de 2007.  Así mismo, se registra el cumpleaños  del  joven melómano y periodista  Francisco Velásquez,  lo celebra el 6 de junio, un día antes que el poeta y músico Juan Luis Guerra, el icono del merengue y la bachata  dominicana,  que recién triunfó en el Festival Viña del Mar 2012, saliendo en hombros de la Quinta Vergara.

Junio es el mes de la  radiodifusión. La radio sigue siendo el medio que seduce por su cercanía, por su calidez, simboliza el  “hablar al oído“, “la compañía solidaria”, la inmediatez informativa;  ha sido el primer aldabonazo noticioso.  Pronto se celebrarán 100 años de su aparición en Pittsburg, Estados Unidos, como un medio masivo, luego de los descubrimientos del italiano Guillermo Marconi,  su inventor  y  promotor pionero.

Es importante en este mes recordar que cada vez que aparece un nuevo medio de comunicación, la gente piensa que los medios establecidos desaparecerán: cuando  nació la televisión en la década del 50, decretaron la muerte de la radio, y 60 años después, aún respira con excelente salud, ahora reforzando su presencia con el audio en línea a través de las tabletas, los teléfonos inteligentes  y  las PC en general.

Cuando apareció el DVD y la TV por cable, se pensaba que la televisión abierta moriría, igual  cuando nació  Internet a principios  de los años 70 en California, se pensaba que la comunicación impresa iba a fenecer pronto.  Lo cierto es que en este año 2012,  tenemos a todos esos medios interactuando, creando y publicando contenidos dentro de su especificidad, adaptados al nuevo paradigma de las TIC.

La gaita, canto colectivo de nuestro pueblo,  le debe su crecimiento  a todos los medios, en  especial  a la radio, puesto que el  boom gaitero en Venezuela comenzó en los años 60 cuando esta forma musical fue llevada al acetato, se prensaron los primeros vinilos en México, y fueron  difundidos  por las emisoras  de amplitud modulada.  Ese hecho  propició el gran impulso masivo del género,  de la mano de locutores como Pedro Colina, Charles Arapé, Oscar García G., Gilberto Correa, Marcos Vinicio Ramírez y Guillermo Barrera a través de quienes los oyentes conocieron la riqueza de nuestra gaita y se conectó el país con este movimiento cultural.

Prosiguió el impulso a la gaita con la televisión,  gracias a  canales pioneros como Televisa del Zulia, con su ancla Guillermo Barrera. La planta nacional  Venevisión coadyuvó con su festival benéfico “El Venemaratón”,  animado por  el maracucho Oscar García, dándole  presencia nacional,  todo lo cual produjo un efecto de expansión de este género folclórico,  se acrecentó su  popularidad, dejando honda huella en la cultura popular venezolana.

Estamos ahora ante una nueva etapa, la expansión a través de Internet, de los portales y los blogs, de las nuevas tecnologías de información  y comunicación,  donde el equipo de  www.saborgaitero.com  ha  sido pionero como difusor de la gaita en la web. A través de esta herramienta tecnológica, la gaita está llegando  con su  sonido y  sus imágenes  al mundo. Con este avance podemos afirmar que la gaita ha tenido apoyo desde  Gutenberg  hasta  la web semántica.

Dice un viejo adagio: “Nunca cuentes un secreto cuando el sol o la luna estén  en la cuadratura de Géminis, pues lo sabrá todo el mundo”.  Ese adagio se hace realidad con la gaita y los medios, pues ya  la conoce  toda Venezuela y  buena parte de América Latina.

Celebremos  este mes de junio la fiesta para la  comunicación plural y  multicultural,  festejemos  el  nacimiento de grandes periodistas y animadores zulianos, que son hijos predilectos de la diosa Juno, reconocidos y queridos  por las audiencias nacionales.

Twitter: @leonmagnom

 

Asume nueva Junta Directiva de Fundagraez

Contando con la presencia del recientemente designado Secretario de Cultura del Estado Zulia, sociólogo Giovanni Villalobos, el viernes 28 de diciembre de 2012, la nueva Junta Directiva de la Fundación para la Academia de la Gaita “Ricardo Aguirre” del Estado Zulia (Fundagraez), ofreció una rueda de prensa para dar a conocer los nuevos lineamientos que regirán a esta organización, adscrita a la Gobernación del Estado Zulia.

La presidencia de Fundagraez quedó en manos de Justo Montenegro, quien se desempeñara como presidente del Instituto Municipal de la Gaita “Ricardo Aguirre”, durante la gestión del exalcalde de Maracaibo, Gian Carlo Di Martino. Montenegro, quien no pudo asistir a la rueda de prensa por compromisos de índole personal, estará acompañado por un equipo conformado, entre otros, por William Atencio, Miguel Ordoñez, León Magno Montiel, Wolfgang Romero, Robenis González y Astolfo David Romero, todos los cuales estuvieron en el presídium al lado del sociólogo Giovanni Villalobos, en este primer acercamiento a los medios, instructores, gaiteros y otros cultores populares.

Uno de los primeros anuncios, que de hecho ya se había hecho público en días previos, es el cambio en la denominación y figura de Fundagraez, que pasará a ser un ente del Poder Popular, dedicado no sólo a la promoción de la gaita, sino también de otras formas musicales típicas de la región, como la danza, la décima, la contradanza y el bambuco.

León Magno Montiel abrió la rueda de prensa, esbozando la necesidad de proteger estos géneros musicales que se encuentran prácticamente en vías de extinción. “Nuestra misión es difundir nuevamente la gaita a las escuelas, con mucha disciplina, con un marco teórico diferente, haciendo un rescate de la auténtica zulianidad”, dijo.

Seguidamente, Giovanni Villalobos tomó la palabra para anunciar las líneas de acción que, por mandato expreso del gobernador Francisco Arias Cárdenas, deberá seguir de ahora en adelante Fundagraez, en el marco de una gestión encausada hacia la integración con las políticas nacionales en material cultural.

“El que la gaita y el resto de las manifestaciones musicales y folclóricas tengan su sitial en esta organización requiere un plan rector que sea humano, así que la primera gran tarea es un gran sistema de protección social sin meritocracia, sino humanizado”, expresó Villalobos, arrancando aplausos entre los presentes, al referirse especialmente a intérpretes, compositores, instrumentista e inclusive lutieres que carecen de la más mínima seguridad social, a pesar de ser cultores de extrema valía en la música popular.

Dentro de su discurso, el Secretario de Cultura, invitó al personal de Fundagraez a concentrar los esfuerzos, pasar la página y dejar atrás la vorágine de la campaña política, para abocarse al cumplimiento de las metas propuestas en el más breve lapso posible.

La apertura de nuevos espacios para la gaita, en lo que anteriormente eran salas de bingo y otros juegos de envite y azar y en el marco del proyecto del denominado Borde Costero, así como la publicación de las investigaciones, teorías e indagaciones que se tienen sobre la música popular a través de la Imprenta del Estado, también forman parte del plan maestro anunciado por Giovanni Villalobos para Fundagraez.

Sobre la situación administrativa de Fundagraez se pronunció quien por el momento funge como presidente encargado, William Atencio, anunciando que a pesar de que se cuenta con el presupuesto para la cancelación de la segunda quincena del mes de diciembre de 2012 y el 50% restante de los aguinaldos de los empleados, no podrán hacerse los pagos, ya que las cuentas se encuentran bloqueadas como medida de seguridad durante la transición. También garantizó que se protegerá la integridad laboral de los casi 300 instructores que hacen vida en la Fundación, y se evaluarán minuciosamente los programas que se encuentran en desarrollo, dejando claro que en cualquier caso lo que se hará es perfeccionar los proyectos, e incursionar en otras dinámicas para abarcar los 21 municipios del estado.

Finalmente se anunció que en febrero de 2013, y como parte de una visión de integración tecnológica al servicio de la educación y de la cultura popular, se pondrá en línea el sitio en Internet de la Fundación, con una emisora online dedicada a difundir las formas musicales de la región las 24 horas del día.

 


Página 27 de 36
Banner
Banner
Banner
Banner