¿Cómo te gustaría que celebráramos los 30 años de Sabor Gaitero?
 
Banner
Banner
Sabor Gaitero

Junio: mes de la comunicación

Junio,  el sexto mes del año,  fue  nombrado así en honor a la diosa Juno, esposa de Júpiter, rectora de la maternidad según  la mitología romana. 

En nuestra cultura latinoamericana,  junio representa el mes de la comunicación,  en el acontecen hechos relevantes en torno a los medios y sus actores. Según el profesor Elmer Trujillo, la mayoría de los nativos  del sexto mes, están regidos  por Géminis,  signo que determina en ellos talento para comunicar.

En junio se  registran  los nacimientos de grandes verbalizadores como  Mariana Ferrer Mello;  la extraordinaria periodista que nació el 3 de junio,  egresada de la Universidad del Zulia en la mención audiovisual,  joven profesional que  ha demostrado supremo arte para comunicar en todos los medios.  También nació  Leandro Lenin Montiel, el carismático animador, el 6 de junio de 1963, y fallecido el 21 de enero de 2007.  Así mismo, se registra el cumpleaños  del  joven melómano y periodista  Francisco Velásquez,  lo celebra el 6 de junio, un día antes que el poeta y músico Juan Luis Guerra, el icono del merengue y la bachata  dominicana,  que recién triunfó en el Festival Viña del Mar 2012, saliendo en hombros de la Quinta Vergara.

Junio es el mes de la  radiodifusión. La radio sigue siendo el medio que seduce por su cercanía, por su calidez, simboliza el  “hablar al oído“, “la compañía solidaria”, la inmediatez informativa;  ha sido el primer aldabonazo noticioso.  Pronto se celebrarán 100 años de su aparición en Pittsburg, Estados Unidos, como un medio masivo, luego de los descubrimientos del italiano Guillermo Marconi,  su inventor  y  promotor pionero.

Es importante en este mes recordar que cada vez que aparece un nuevo medio de comunicación, la gente piensa que los medios establecidos desaparecerán: cuando  nació la televisión en la década del 50, decretaron la muerte de la radio, y 60 años después, aún respira con excelente salud, ahora reforzando su presencia con el audio en línea a través de las tabletas, los teléfonos inteligentes  y  las PC en general.

Cuando apareció el DVD y la TV por cable, se pensaba que la televisión abierta moriría, igual  cuando nació  Internet a principios  de los años 70 en California, se pensaba que la comunicación impresa iba a fenecer pronto.  Lo cierto es que en este año 2012,  tenemos a todos esos medios interactuando, creando y publicando contenidos dentro de su especificidad, adaptados al nuevo paradigma de las TIC.

La gaita, canto colectivo de nuestro pueblo,  le debe su crecimiento  a todos los medios, en  especial  a la radio, puesto que el  boom gaitero en Venezuela comenzó en los años 60 cuando esta forma musical fue llevada al acetato, se prensaron los primeros vinilos en México, y fueron  difundidos  por las emisoras  de amplitud modulada.  Ese hecho  propició el gran impulso masivo del género,  de la mano de locutores como Pedro Colina, Charles Arapé, Oscar García G., Gilberto Correa, Marcos Vinicio Ramírez y Guillermo Barrera a través de quienes los oyentes conocieron la riqueza de nuestra gaita y se conectó el país con este movimiento cultural.

Prosiguió el impulso a la gaita con la televisión,  gracias a  canales pioneros como Televisa del Zulia, con su ancla Guillermo Barrera. La planta nacional  Venevisión coadyuvó con su festival benéfico “El Venemaratón”,  animado por  el maracucho Oscar García, dándole  presencia nacional,  todo lo cual produjo un efecto de expansión de este género folclórico,  se acrecentó su  popularidad, dejando honda huella en la cultura popular venezolana.

Estamos ahora ante una nueva etapa, la expansión a través de Internet, de los portales y los blogs, de las nuevas tecnologías de información  y comunicación,  donde el equipo de  www.saborgaitero.com  ha  sido pionero como difusor de la gaita en la web. A través de esta herramienta tecnológica, la gaita está llegando  con su  sonido y  sus imágenes  al mundo. Con este avance podemos afirmar que la gaita ha tenido apoyo desde  Gutenberg  hasta  la web semántica.

Dice un viejo adagio: “Nunca cuentes un secreto cuando el sol o la luna estén  en la cuadratura de Géminis, pues lo sabrá todo el mundo”.  Ese adagio se hace realidad con la gaita y los medios, pues ya  la conoce  toda Venezuela y  buena parte de América Latina.

Celebremos  este mes de junio la fiesta para la  comunicación plural y  multicultural,  festejemos  el  nacimiento de grandes periodistas y animadores zulianos, que son hijos predilectos de la diosa Juno, reconocidos y queridos  por las audiencias nacionales.

Twitter: @leonmagnom

 

Justo Montenegro: Un presidente de la Gaita

“También creo en la canción
combativa y necesaria
por ser arma libertaria
del hombre y su corazón”

Miguel Ordoñez

Ser decimista en América Latina es ser parte de un movimiento que abarca catorce naciones, diseminadas por el Caribe, Centroamérica y el Cono Sur. Ser cantor de décimas es ser un cronista en versos, un músico heredero de la amalgama cultural que se conformó a través de los siglos con el aporte de la cultura celta, árabe y mediterránea. El decimista es un cantor de los pueblos y al igual que el gaitero representa la voz de reclamo, de la recordación y del homenaje a los ancestros. Su voz se convierte en alabanza al paisaje y sus coterráneos. Justo Montenegro, quien nació el primer día de junio de 1951 en Santa Lucía, calle San Gregorio, es la esencia del cantor  gaitero y decimista en tiempos alternos.

Su carrera comenzó cuando siendo un niño se residenció en el sector “18 de Octubre”, barriada que apenas cumplía una década de creada, luego del cruento golpe de Estado que derrocó al gran estadista Isaías Medina Angarita. En esa barriada al norte de Maracaibo comenzó a cantar Justo, en la escuela primaria “23 de enero” cuyo director era el profesor Jesús Socorro, excelente compositor, a su vez director del conjunto San Isidro. Luego integró el grupo Los Tauro, estuvo muy cercano al compositor Antonio J. Pachano en el conjunto Sensación Gaitera que dirigía el poeta perijanero, a él le grabó algunas de sus gaitas de la cosecha de los años 70. Fue integrante de Los Sabrosos y en 1973 ingresó a la agrupación Estrellas del Zulia, que ya había logrado éxito en los escenarios caraqueños.

En 1974 conforma el Gran Grupo hasta que en 1980 junto a Francisco Arrieta, Morelia González y Jesús Morillo, participa en la creación del concepto Candela, acrónimo que significa canto, danza y expresión de lo autóctono. En esa agrupación estuvo por 18 años, con ellos participó en el Festival “Una gaita para el Zulia” con los temas “Remembranzas” de Heberto J. Pedraja en 1984  y “Las Petacas” de Miguel Ordónez:

“Mirá que bonita vuela
cambiando pa´ todos laos
y el rabo encaracolao
que recorté de la hamaca
sí, esta es la mejor petaca
que en todo el barrio han volao”
(Candela, 1986)

Al salir de Candela, el profesor Alberto Silva Narváez lo convoca para ser solista del Barrio Obrero de Cabimas, de donde se había marchado su líder vocal Bernardo Bracho para alistarse con Los Compadres del Éxito, divisa tradicional y pionera creada por Rafael Rincón González en Bachaquero en el decenio 1960. En el señorial conjunto Barrio Obrero de Cabimas permaneció once temporadas, al lado de otro gran decimista: Tito Delgado, con las hermanas Carmen y Lula Silva, nutriéndose de la musa prodigiosa de José “Bambaíto” Guzmán, juglar icónico de Cabimas. Con ellos grabó e impuso el tema “Y cómo olvidar a Chinco” en el año 2001:

“Ya va levantar el vuelo
el gran coloso de Avensa
sin embargo Chinco piensa
que es mejor ir por el suelo”

(Tito Delgado)

Justo Enrique Montenegro Camargo siempre se ha identificado con las luchas sociales que desde el canto popular impulsaron Alí Primera, Ricardo Aguirre, Víctor Jara y Luis Hómez. Se ha mantenido muy leal a los lineamientos políticos de la izquierda latinoamericana, al canto nacionalista y reivindicativo. Ese talante de cantor-conciencia lo reflejó en su álbum “Justo al atardecer” del año 2008 donde grabó temas en tiempo de vals, danza, trova y décima, con un gran contenido poético, acompañado por excelentes músicos zulianos como “Karello”, Ovelio Ávila y Jacobo Barrios. Sin duda un disco de colección.

"Vienen a mi mente las viejas historias
de aquel Maracaibo colmado de sueños
de viejos faroles, leontina y pumpá.
Gárgolas llorando el ritmo sediento
de algún calendario, que en el horizonte
dibuja el rostro de la gran ciudad”

Heriberto Molina (Viejas Historias, 2008)

Entre sus trabajos más destacados está la creación de la agrupación Los Gaiteros de San Sebastián, grupo de veteranos gaiteros que pertenecían al Instituto Municipal de la Gaita “Ricardo Aguirre” (IMGRA), ente que presidió con mucho éxito durante la gestión del alcalde marabino Gian Carlo Di Martino. Los Gaiteros de San Sebastián hacen la gaita con cinco furros, dos cuatros, con la cadencia de otrora, tradicional sin elementos electrónicos.  Escucharlos tocar es realizar un viaje a la génesis y esencia de nuestro folclor.

Producto de ese compromiso ideológico y de sus 45 años de carrera artística,  el Gobernador del Zulia, Francisco Arias Cárdenas, quien es su amigo desde 1993,  recién lo nombró presidente de la Fundación Regional de la Gaita, ente que agrupa a 400 miembros, entre gaiteros, cronistas y músicos. Tendrá la misión de consolidar la enseñanza de la gaita en las escuelas primarias del Zulia, sembrar la gaita en el corazón de los pequeños para que de nuevo florezca en el panorama musical venezolano.

Montenegro tiene como sus ídolos a los decimistas “Chevoche” y “El Indio” Miguel, a ellos los ha estudiado, los ha interpretado, ha vivido su mundo alegórico y atrayente  de Santa Rosa de Agua. Allí se siente en su pequeño paraíso cultural, entre manglares y cocoteros se erige la estructura palafítica del Centro de Educación Popular “Jesús Rosario Ortega”, centro de arte  que ha dirigido con acierto junto a figuras como Giovanni Villalobos, William Atencio, Humberto “Mamaota” Rodríguez y Francisco Hidalgo; siempre rodeado del amor de su familia, su principal apoyo en esta batalla cultural, en su empeño de vida: Diana Duarte de Montenegro, su esposa, y sus hijos Jhonan y Jeniffer.

Comienza un nuevo ciclo creativo y de aporte para Justo Enrique, la vida lo coloca al frente del organismo más importante de la gaita en Venezuela, con la  misión de devolverle a nuestra región el auténtico sentido de la zulianidad, sembrar la gaita en las nuevas generaciones, no permitir que la danza y décima zuliana se extingan. En ese gran reto, lo acompañaremos. Con Justo como líder asumimos ese compromiso con la gaita ante la historia.

Twitter: @leonmagnom

 

El paradigma del ruido

“La música es la creación humana
capaz de  producir deleite estético o un choque”

Wladyslaw Tatarkiewicz
(Varsovia 1886-1980)


Siempre me llamó la atención ese concepto tradicional de música, muy básico: “El arte de combinar los sonidos”, sobre todo por la ausencia de los silencios, tan importantes en una obra musical.  Una de las obras de John Cage tiene un silencio de casi cinco minutos,  los silencios en el primer movimiento de La Mer (1905)  de Claude Debussy, su obra maestra. Toda obra musical parte del silencio, la surcan silencios  y termina con el silencio absoluto.


Hoy en día los musicólogos  incluyen en la definición de música los ruidos.  El gran sociólogo argelino-francés  Jacques Attali publicó en 1977 un libro que se ha convertido en un clásico sobre la música y la economía, titulado “Ruidos: un ensayo sobre la economía política de la música”. Allí afirma: “Desde hace veinticinco siglos el saber occidental intenta ver el mundo, todavía no ha comprendido que el mundo no se mira, se oye. No se lee, se escucha”.  Attali agrega: “En el ruido se leen los códigos de la vida, las relaciones entre los hombres, sus clamores.”

Con el impulso de géneros como el reguetón, el urbano  y el rap, pareciera que se refuerza ése concepto: Somos lo que sonamos. El ruido pasa a ser un elemento estético, como una disonancia, es decir;  dos notas tan cercanas que sus ondas, que chocan entre sí y  se perturban. ¿Cómo podemos saber si René Pérez Jolgar,  el líder de Calle 13,  es afinado al cantar, o si tiene buena respiración en su fraseo?

Creo que el amigo Residente parece un instrumento de percusión de sonidos no determinados, es decir, no emite notas, solo ritmo en base a percutir, como un bongó.  ¿Sus producciones son la mitad de la música entonces? Sin desmeritar el poder del boricua  para conectarse  con los públicos, con las grandes audiencias, sin  pretender desestimar su alto carisma ante las masas, sin duda es un portento de artista popular, pero ¿Cómo quedamos con la melodía ¿La posee?

Habría que preguntarse: ¿Los reguetoneros  tienen  obras musicales trascendentes, o sólo trabajan con algunos elementos de la música, haciéndose muy básicos? 
El sociólogo español Antonio Martín Cabello afirma que “los grupos musicales nacen y mueren a gran velocidad, fruto de las exigencias del moderno sistema de consumo”. Los signos de estos tiempos  nos indican que la  música ha entrado en un paradigma del ruido, en una estética fragmentada, que premia lo efímero, lo fugaz.

Raymond Murray Schafer (1933) compositor y musicólogo canadiense piensa que “música es el sonido que te rodea, estés o no en una sala de conciertos”. Así lo plasmó   el maestro Willie Colón,  en su canción  “Nueva York” del álbum “Solo” (1979),  allí utiliza el sonido de ambiente del Yankee Stadium, sonido de batazos, la llegada del metro subterráneo, el ruido de  obreros martillando y taladrando en plena calle, en fin; los sonidos y el fragor  que identifican a “La Gran Manzana”.

En la década de los 60, artistas como Jimmie Hendrix o Janice Joplin reflejaban el sueño liberador de los jóvenes mejor que las teorías científicas de la crisis. Su música tenía una gran carga de agresividad, una pulsión violenta, hecha a base de notas  largas, golpes, gritos y ruidos, sabiamente combinados, con una puesta en escena provocadora,  destrozando guitarras en pleno escenario.  Lograron construir un universo simbólico donde habitaba el movimiento hippie, pero los  jóvenes de este siglo XXI  no logran decodificarlo,  porque ahora están vigentes otras estructuras del sentir musical.

El arte de los sonidos es un terreno intercultural, como bien lo plantea el antropólogo argentino Héctor García Canclini, es un producto  híbrido, sobre todo por el impacto que han tenido en este nuevo paradigma digital, las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación)  en la promoción de la música.  Gracias a las TIC la música está en todos los rincones del planeta, se entrecruzan los folclores, existe una simultaneidad en la producción y difusión de contenidos sonoros, una actitud colaborativa entre los músicos del orbe.

Se imaginan que Tito Rodríguez  hubiese contado con las TIC para dar a conocer su producción musical en los años 70, a Carlos Gardel en los 30 apoyándose en las redes sociales.  El movimiento rastafari no tuvo la ayuda de los smartphones, ni de las laptop, ni de los teléfonos satelitales, tampoco la TV en HD para impulsar el reggae de Bob Marley y The Wailers.

En este nuevo escenario de las smart-cities como Barcelona, Curitiba, Monterrey (ciudades inteligentes) ¿Dónde quedan las rumbas callejeras, las sesiones de descarga musical? ¿Se imaginan que la Fania All Stars hubiese contado con ese instrumento tecnológico para su promoción planetaria? La salsa sería la música del mundo.

Desde mi tribuna de comunicador, he tratado de poner las TIC al servicio de la gaita, dando a conocer los iconos del género a través del lenguaje www, de las redes sociales,  conferencias en línea con mi portal www.saborgaitero.com. Estoy convencido que la tecnología y  los medios digitales son  el camino para preservar la gaita, para que llegue a las generaciones futuras.  En este mes de mayo 2012 que se cumplirán 73 años del nacimiento de Ricardo Aguirre y 12 años de la partida de Astolfo Romero, debemos dar a conocer sus temas en las redes, sus biografías, coloquemos sus imágenes iconográficas en el home-page de nuestras  páginas en la web.

Carlos Marx  afirmó: “La música es espejo de la realidad”, la gaita es el espejo de nuestra realidad zuliana; qué duda cabe. Aún con los ruidos que esto conlleve, con la algarabía no controlada que esto supone, la gaita es nuestro universo simbólico,  nuestra música en este nuevo paradigma del ruido.
Dame tono, que es el sujeto. Dame dominante que es el verbo, y que arranque la sintaxis gaitera.

Twitter: @leonmagnom

 

Asume nueva Junta Directiva de Fundagraez

Contando con la presencia del recientemente designado Secretario de Cultura del Estado Zulia, sociólogo Giovanni Villalobos, el viernes 28 de diciembre de 2012, la nueva Junta Directiva de la Fundación para la Academia de la Gaita “Ricardo Aguirre” del Estado Zulia (Fundagraez), ofreció una rueda de prensa para dar a conocer los nuevos lineamientos que regirán a esta organización, adscrita a la Gobernación del Estado Zulia.

La presidencia de Fundagraez quedó en manos de Justo Montenegro, quien se desempeñara como presidente del Instituto Municipal de la Gaita “Ricardo Aguirre”, durante la gestión del exalcalde de Maracaibo, Gian Carlo Di Martino. Montenegro, quien no pudo asistir a la rueda de prensa por compromisos de índole personal, estará acompañado por un equipo conformado, entre otros, por William Atencio, Miguel Ordoñez, León Magno Montiel, Wolfgang Romero, Robenis González y Astolfo David Romero, todos los cuales estuvieron en el presídium al lado del sociólogo Giovanni Villalobos, en este primer acercamiento a los medios, instructores, gaiteros y otros cultores populares.

Uno de los primeros anuncios, que de hecho ya se había hecho público en días previos, es el cambio en la denominación y figura de Fundagraez, que pasará a ser un ente del Poder Popular, dedicado no sólo a la promoción de la gaita, sino también de otras formas musicales típicas de la región, como la danza, la décima, la contradanza y el bambuco.

León Magno Montiel abrió la rueda de prensa, esbozando la necesidad de proteger estos géneros musicales que se encuentran prácticamente en vías de extinción. “Nuestra misión es difundir nuevamente la gaita a las escuelas, con mucha disciplina, con un marco teórico diferente, haciendo un rescate de la auténtica zulianidad”, dijo.

Seguidamente, Giovanni Villalobos tomó la palabra para anunciar las líneas de acción que, por mandato expreso del gobernador Francisco Arias Cárdenas, deberá seguir de ahora en adelante Fundagraez, en el marco de una gestión encausada hacia la integración con las políticas nacionales en material cultural.

“El que la gaita y el resto de las manifestaciones musicales y folclóricas tengan su sitial en esta organización requiere un plan rector que sea humano, así que la primera gran tarea es un gran sistema de protección social sin meritocracia, sino humanizado”, expresó Villalobos, arrancando aplausos entre los presentes, al referirse especialmente a intérpretes, compositores, instrumentista e inclusive lutieres que carecen de la más mínima seguridad social, a pesar de ser cultores de extrema valía en la música popular.

Dentro de su discurso, el Secretario de Cultura, invitó al personal de Fundagraez a concentrar los esfuerzos, pasar la página y dejar atrás la vorágine de la campaña política, para abocarse al cumplimiento de las metas propuestas en el más breve lapso posible.

La apertura de nuevos espacios para la gaita, en lo que anteriormente eran salas de bingo y otros juegos de envite y azar y en el marco del proyecto del denominado Borde Costero, así como la publicación de las investigaciones, teorías e indagaciones que se tienen sobre la música popular a través de la Imprenta del Estado, también forman parte del plan maestro anunciado por Giovanni Villalobos para Fundagraez.

Sobre la situación administrativa de Fundagraez se pronunció quien por el momento funge como presidente encargado, William Atencio, anunciando que a pesar de que se cuenta con el presupuesto para la cancelación de la segunda quincena del mes de diciembre de 2012 y el 50% restante de los aguinaldos de los empleados, no podrán hacerse los pagos, ya que las cuentas se encuentran bloqueadas como medida de seguridad durante la transición. También garantizó que se protegerá la integridad laboral de los casi 300 instructores que hacen vida en la Fundación, y se evaluarán minuciosamente los programas que se encuentran en desarrollo, dejando claro que en cualquier caso lo que se hará es perfeccionar los proyectos, e incursionar en otras dinámicas para abarcar los 21 municipios del estado.

Finalmente se anunció que en febrero de 2013, y como parte de una visión de integración tecnológica al servicio de la educación y de la cultura popular, se pondrá en línea el sitio en Internet de la Fundación, con una emisora online dedicada a difundir las formas musicales de la región las 24 horas del día.

 

Jesús Salvador del Zulia: El Gran Chavín

“Ser artista implica tanto una voluntad de estilo y
un ejercicio del alma, como una reciedumbre moral y un compromiso ante la vida”

Juan Antonio Vasco (Argentina 1924-1984)

La palabra chavín está relacionada con la remota cultura preincaica, lejanos ancestros peruanos. Los antropólogos la han llamado cultura matriz y su nombre está relacionado con la civilización que habitó primero en la selva amazónica, en las cercanías de Iquitos, pueblo fluvial  y luego migró al sur del Perú, en la frontera con Bolivia, en plena cordillera andina, a 3.600 metros de altura. Los chavines eran cultivadores, politeístas, poseedores de un gran talento artístico que plasmaron en su cerámica, santuarios y obeliscos, realizaron hermosas incrustaciones y jeroglíficos selváticos, siluetas de temibles caimanes, animal poderoso y devorador al que admiraban como un Dios. Como testimonio de  tiempos inmemoriales nos quedan las ruinas del Chavín del Huantar.

Con ese significado profundo, referido a esa etnia raigal sudamericana, el mote chavín ha acompañado toda su vida al hombre que nació el 1 de diciembre de 1951, que bautizaron Jesús Salvador Terán Mavarez. De padre zuliano y madre trujillana vio luz en Cabimas, siendo el benjamín de una numerosa familia. Nació con el talento artístico inconmensurable, que desde muy niño le permitió ser un excelente declamador, cantante, animador, creador de versificaciones, cuatrista y humorista natural. La gente lo llamó “Chavín” vocablo gracioso que se convirtió en su etiqueta, su marca artística, relacionado con el chavo, es decir, el pequeño.

Destacó como estudiante de electricidad en el Politécnico de Valencia. Después cursó estudios de Ingeniería Eléctrica en la Universidad de Los Andes (ULA), Mérida. En esa ciudad compartió parrandas con Gualberto Ibarreto y Astolfo Romero, mientras estudiaba. Se hizo amigo de Enrique Hidalgo, el célebre compositor y mandolinista oriundo del estado Anzoátegui.

En 1975 entró al mundo de la gaita con la agrupación Los Azulejos, donde grabó “Tres Estrellas” de su autoría y versionó el tema “El Garrafón” de Enrique Hidalgo. En 1977 se incorporó a “El coloso de cantares” Rincón Morales, allí compartió los escenarios con Pablo Grey, Fernando Rincón, Luis Germán Briceño  y Lula López. Con ellos logró éxitos nacionales con los temas de su autoría “Grito Guerrero” (1981) y “Venezuela Galopante” (1979), dos hermosas gaitas nacionalistas, la última versionada por Rafael Pollo Brito en su álbum “Se canta venezolano” del año 2008.

Otra gaita romántica icónica en su voz es “Nunca es tarde para amar” del compositor Lenín Pulgar en 1981, como también lo son “Pasión Gaitera” de Rafael Rodríguez grabada en 1978 y el celebrado “Popurrí Aniversario” de 1978, compuesto por Humberto “Mamaota” Rodríguez.

En  el año 1986 fue llamado para integrar Cardenales del Éxito, en el rol de solista y animador estelar. Pegó en la radio temas como “Cosas Nuestras” y “La Feria”,  composición de Danilo Bautista; “Huele a Navidad” de Ricardo Hernández, “Tatuaje Zuliano”,  ambas en 1994, y “Siete Estrellas” de Rafael Rodríguez en 1995. Cuando se produjo una división del conjunto gaitero, se marchó de la divisa roja con el empresario Carlos Castillo para VHG, nombre creado por Chavín: Venezuela Habla Cantando, parafraseando el tema de la compositora Conny Méndez. Desde el año 2007 pertenece a la agrupación que lidera Ricardo Portillo  llamada  Amparito Show.

También hizo historia cantando guarachas con el Súper Combo Los Tropicales, con ellos grabó el tema “El Pescador” y “Maracaibo consentida” a principio del decenio 1980. Fue el carismático presentador de esa gran orquesta que contaba con los arreglos del genio musical Pepino Terenzio, compartiendo escenarios con los solistas cabimenses Nilka Riera y Oscar Borjas.

En paralelo a la gaita, Chavín siempre ha cultivado el canto venezolano, el merengue oriental, la danza, la décima; primero con el grupo de Aguinalderos de Mérida. Después hizo un álbum criollo junto a Enrique Hidalgo y tuvo múltiples actuaciones en festivales y salas de espectáculos con su agrupación Venezuela Habla Cantando dirigida por el poli-instrumentista  Rayban Zapata.

Su participación en el relanzamiento del Festival “Una gaita para el Zulia” fue brillante, al interpretar el tema “La gaita que yo te canto” del maestro Luis Oquendo Delgado:

“Con la Virgen de la mano
y extasiado con su encanto
Zulia querido te canto
con la gaita que mereces
y desde donde el sol crece
hasta el lar del Catatumbo
yo le elevo Zulia al mundo
con el amor más ufano”

(Universidad de la Gaita, 1984)

Fue animador de la edición de 1991, realizada en la Plaza de Toros de Maracaibo, donde compartimos esa responsabilidad, evento que transmitió para todo el país la novel televisora Televén.

Cuando cesaba cada temporada gaitera, Chavín se dedicaba por entero a hacer radio. Primero a través de Selecta 1390AM, luego a través de Radio Calendario con su programa madrugador “Concierto de Ordeño” y a partir de septiembre “Gaiteando con Chavín” que se convirtió en la referencia de los mediodías.

Cuando  el Padre Gustavo Ocando Yamarte fundó el canal Niños Cantores Televisión en 1987,  Jesús Salvador Terán fue animador del programa juvenil “Competencia” junto a la talentosa locutora caraqueña Marlene de Ruido, bajo la producción de Juan José Villalobos y la dirección de Víctor Ruido, un espacio que contó con la alta sintonía de los jóvenes, estudiantes y de las familias en general.

Actualmente comparte su tiempo con sus cinco hijos, dos larenses; Diego Luis y María Gabriela y tres zulianas: Janina, Jennifer y la menor María Milagros. Ellos representan el mayor afecto para él, son el motor que impulsa su vida. Es inmenso el amor que como padre ha sabido profesarles.

Chavín planea su tercer matrimonio con la señora  Carmen Barboza,  quien lo acompaña, lo apoya y protege. Con renovado entusiasmo relanza su carrera como cantante al lado  de Ricardo Portillo, sin duda su amigo leal y cercano. Con él vivió la dolorosa ruptura con Cardenales del Éxito, cuando la directiva de la agrupación les informó: “No seguirían en sus filas por viejos”.  Ellos  no se rindieron ante la afrenta, grabaron el tema irónico “Los Viejitos” y continuaron con sus exitosas carreras.

El momento más aciago lo vivió Jesús Salvador el 20 de septiembre de 1995, cuando era director de Cardenales del Éxito. Ese día  salió en el primer vuelo hacia Caracas, para entregar al sello disquero la producción de su agrupación para esa temporada.  Al llegar a Maiquetía arreció el dolor de cabeza que desde la madrugada lo había molestado y se desvaneció en una banca del aeródromo. Era un accidente cerebro vascular (Ictus hemorrágico) que lo tuvo al borde de la muerte en el Hospital Militar de Vargas, del cual se ha recuperado parcialmente, afectándole su memoria lingüística y la genial verbalización que siempre poseyó.

Recién me confesó que en los días post-trauma cerebral, pensó en suicidarse, incluso sintió que la muerte lo acechaba. Eso lo llevó a entregarle las llaves de su casa ubicada en la “Villa Gaitera” a sus vecinos, por si algún percance le ocurría. Hoy en día se arrepiente de ello y ora a Dios para que le conceda una larga vida y pueda seguir cantando, ayudando a gente amiga, protegiendo a sus hijos y así honrar el nombre con el que definieron su camino de hombre creyente: Jesús Salvador, la voz de nuestra feria y del canto de amor a la patria.

“Venezuela estrella
que vas galopante
por grandes caminos
vamos adelante
siempre pa´ lante
buscando de corazón
la fe y la enseñanza
del Libertador”
("Venezuela galopante", Rincón Morales, 1979)

Recordemos siempre su célebre frase, su grito de guerra en los escenarios: “Venezuela no es una moda, Venezuela es para siempre”. Chavín, chavo, hermanito menor, gran sagitario gaitero; celebramos tus 61 años de vida plena. Sigue amando a tu tierra, porque como bien nos enseñaste: “Venezuela es una vela que no la apaga nadie” como lo entonaste con Cardenales del Éxito para la posteridad:

“¿De qué te sirve llevar
como adorno el estandarte
sin sentirlo y sin querer
si la patria es para amarle?
¿De qué te sirve llevar
por toda ruta y camino?
Venezuela hay que cuidarla
y lucha por su destino”

("Siete estrellas", Rafael Rodríguez, 1995)

Twitter: @leonmagnom

 


Página 27 de 35
Banner
Banner
Banner
Banner