¿Cómo te gustaría que celebráramos los 30 años de Sabor Gaitero?
 
Banner
Banner
Banner
Sabor Gaitero

Omar Prieto: De atleta campeón a alcalde exitoso

“El líder carismático posee la cualidad
de la imaginación, es capaz de sentir
las limitaciones de este mundo y de
formular un sueño para superarlas”

Jay A. Conger

En la ceremonia de reinauguración del emblemático gimnasio “María Hung” en Sierra Maestra, me sorprendió ver al alcalde Omar Prieto saludar con el ritual “kihon ni”, la ancestral reverencia coreana del taekwondo, al entrenador Rito López. La explicación de esa solemne genuflexión la tuve del mismo entrenador: “Omar fue campeón nacional de taekwondo por varios años a partir de 1986, en la categoría de 90kg y luego se coronó campeón universitario en 1992. Ese saludo lo aprendió con sus maestros de la disciplina”.

El concejal Dirwing Arrieta, su amigo de la infancia, quien fuera selección nacional en taekwondo varios años, me comentó que en 1987 Omar ya era bicampeón nacional, logró inaugurar su propio gimnasio “Kin Taé” donde entrenaban juntos y colaboraban con los jóvenes atletas que se iniciaban en esa disciplina milenaria tae-kwon-do, término que significa “El camino perfecto del pie y los puños”,  arte marcial muy antigua, con una  filosofía que promueve el servicio a los demás, la sencillez y austeridad como forma de vida. No fomenta la violencia o el ataque a priori, sólo la justa defensa. Es una disciplina creada por los monjes budistas, eternos peregrinos, para defenderse de los malhechores y asaltantes de caminos, con ella repelían las bestias al acecho.

El taekwondo enseñó a Omar Prieto la concentración para el logro, y a través de esa práctica descubrió su pasión por las luchas sociales y desarrolló su estirpe de batallador que  lo impulsó al éxito como político moderno.

En paralelo a las artes marciales, Omar fue gaitero, cantante y ejecutante de la percusión. Profesa una gran admiración por los gaiteros pioneros como Ricardo Aguirre, Astolfo Romero, Ricardo Portillo y Nerio Ríos.  Reconoció la labor de pastor de la iglesia y su mecenazgo en la gaita al Padre Vílchez. Una de sus primeras obras como burgomaestre fue refaccionar la Basílica Menor e inaugurar el Corredor Vial “Padre Vílchez”, ubicado frente a la “Placita de los Cepillaos”, la histórica plaza “Rafael Urdaneta”, como un justo homenaje a ese gran hacedor de talentos gaiteros, creador del Conjunto San Francisco en la década de los sesenta; de Los Zagalines en 1972, Los Zagales, en 1977 y Las Espiguitas en el 2000.

El 25 de mayo de 1969 nació Omar José Prieto Fernández en Sierra Maestra,  sector  fundado en la parroquia Francisco Ochoa a principios de la década de los sesenta, en homenaje a la revolución cubana. Tomaron el nombre de la serranía oriental de Cuba, donde se acantonaron los guerrilleros que, liderados por Fidel Castro, desembarcaron  en el Gramma en diciembre de 1956. Desde allí comenzaron  su lucha contra la dictadura de Batista.  Por ello, justo al lado, fundaron “El Manzanillo”, nombre del pueblo donde ese ejército rebelde castrista bajaba a avituallarse.

Según la inmemorial  astrología china, Omar nació bajo el influjo del signo del gallo (1969), caracterizado por la valentía, por ser organizado, elocuente y con dotes de líder natural.

Desde el punto de vista religioso es cristiano, entusiasta seguidor de las enseñanzas de Jesús de Nazareth. Sus padres Omar Jesús Prieto, quien falleció en octubre de 2011 y recibió una multitudinaria despedida de sus coterráneos y, su señora madre Bárbara Fernández, lo bautizaron en la iglesia católica; pero él es muy respetuoso de todas las religiones. De hecho en sus actos de gobierno, invita a pastores evangélicos y sacerdotes católicos por igual.

Su vocación por la acción social lo llevó a conformar en 1998 la Red del Pueblo y desde allí apoyó al comandante Hugo Chávez. Fue un movimiento que conjugaba el sentir socialista con el cristianismo de base. Desde allí, dio sus primeros pasos como dirigente en San Francisco, logró nuclear a su alrededor los primeros compañeros de equipo: Ramón Isea, Mirla Coronel, Ángela Fernández, Orlando Castillo, Chela Montiel. Con  ellos comenzó su militancia política, y se postuló como candidato en el 2003 a la alcaldía sureña, elección que perdió por la dolorosa división con el MVR y su candidato Rafael Hernández. Ambos militantes de la izquierda sureña mantuvieron su  candidatura hasta el final, un costoso error que aprovechó la derecha sureña para mantenerse en el poder un lustro más y saquear al municipio. Hoy en día, el concejal Rafael Hernández y el alcalde Prieto son parte fundamental del equipo de gestión municipal y se profesan una gran amistad. Ambos son militantes del PSUV.

En 1992 obtuvo el título de Economista en la Universidad del Zulia, carrera que le permitió conocer a su principal mentor, el profesor Rodrigo Cabezas, actual diputado al Parlamento Latinoamericano (Parlatino).  Rodrigo ha sido su asesor y le ha dado apoyo ideológico, por él siente gran respeto y admiración.

El 23 de noviembre de 2008 resultó electo alcalde del municipio San Francisco con el apoyo del PSUV; en una reñida contienda en la cual derrotó al candidato adeco-rosalista, Ángel Sánchez, terminando así con un  período de 12 años, durante el cual estuvo al frente del municipio Saady Bijani y sus secuaces, dejando como resultado pobreza, la corrupción más descarada y una población sureña desmoralizada.

Desde entonces, comenzó con éxito su gobierno, recibió el apoyo de las comunidades organizadas para la transformación de los 164km2 de superficie de su ayuntamiento, tierra de industriales, de pescadores y cebolleros, artesanos y creadores,  con  seis parroquias habitadas por aproximadamente 800.000 personas, según proyecciones para  el año 2012.

Actualmente Omar Prieto trabaja con los consejos comunales en coordinación con su despacho para hacer de San Francisco una ciudad con identidad histórica, con 2 universidades en construcción, 2 zonas industriales, parques infantiles y 3 centros comerciales modernos, terminal terrestre, plataforma telemática en la Circunvalación 1,  zona  agrícola, el nuevo Hospital Materno Infantil “Dr. Ernesto Guevara”, con desarrollo de importantes centros urbanísticos, de la mano de la Gran Misión Vivienda.

Definitivamente, quedó atrás el San Francisco considerado “patio trasero de Maracaibo” y surge poco a poco una urbe flamante, vanguardista, que genera orgullo y un acendrado sentimiento de identidad local de sus pobladores.

Con apenas 42 años de edad, Omar Prieto Fernández llega a su tercer año de gobierno con una excelente gestión en seguridad, con una Policía Nacional de San Francisco ejemplar, con importante desarrollo infraestructural y el apoyo de las comunidades;  impulsando  la educación, rescatando 92 centros educativos y elevando el espíritu sanfrancisquense raigal.

Siempre, a su lado vemos a  su bella esposa Jéssica Lucena,  joven primera dama del municipio, profesional que ha realizado una buena labor social a través de la Fundación Mujeres del Sur y la Feria del Lago. Es una mujer plenamente  comprometida con el proyecto humanista-socialista de desarrollo en el sur.

El economista Omar Prieto Fernández  acompañado de sus amados hijos Yomaira y Omar Enrique, se erige como uno de los líderes más relevantes en el Zulia,  se proyecta al futuro, demostrando un gran amor por su terruño, capacidad de trabajo y lealtad al presidente Chávez; con un equipo de gobierno capaz, que a su lado enrumba por la senda de progreso al municipio que lleva el nombre del defensor de la fauna y el ambiente: Francisco de Asís.

El camino está trazado para  la reelección del presidente Hugo Rafael Chávez Frías el 7 de octubre próximo. Luego, garantizar la victoria del comandante Francisco Javier Arias Cárdenas el 16 de diciembre 2012 como Gobernador del Zulia. Y con toda seguridad, reelegirse como alcalde de San Francisco en marzo de 2013. Así lo ha proyectado su pueblo, que ve en él a un hombre formado en el deporte, que conoce la disciplina y el amor por su bandera nacional; un economista con la capacidad de organización y planificación para el desarrollo urbano y los espacios públicos.

En Omar José Prieto Fernández, el Zulia tiene a un auténtico líder, timonel carismático, comprometido con su tierra  y su gente.

 

Gaiteros de Pillopo: un sonido de tradición

“Cuando se canta o cuando se grita se tiene la sensación
de proyectar el ser (cuerpo y psique) más allá de sus límites
y su peso, de invadir y estremecer extensiones ajenas
de atmósfera y materia”

(Emilio Adolfo Westphalen)

La primera vez que escuché el vocablo “pillopo”, pensé denotaba un  remedio casero, su sonoridad me trasladó al mostrador de los antiguos boticarios que expendían Cholagogue, Tabonuco, Tacamaca, Quinina, Píldoras Laverán. Ese sonido me recordaba las pociones que  indicaban los practicantes en la Plaza Baralt para atenuar los males de los citadinos.

Ese vocablo llano de sonoridad percutiva, se convirtió en seudónimo de un hombre jovial, humorista natural de respuestas rápidas y elocuentes; Luis Adolfo Camacho. Él nació en Los Haticos el 27 de septiembre de 1937. En una entrevista en la radio, Luis Adolfo me contó que su mote lo pronunció por primera vez su hermana menor, de su boca nació, era la palabra que la niña balbuceaba cuando intentaba llamarlo. Desde entonces, ese largo fonema “pillopo” lo ha acompañado toda su vida, como estigma de sortilegio. Por ello lo utilizó para darle nombre a su empresa de Auto Escapes en la avenida Sabaneta, con él bautizó a su agrupación “Gaiteros de Pillopo” fundada en 1980 y su compañía de sonido e iluminación, dirigida  por su hijo mayor.

Al inicio del decenio de 1980, Gaiteros de Pillopo era una agrupación modesta, asesorada a distancia por Ricardo Portillo, amigo y vecino de los  Camacho. A ese gran gaitero dedicaron la carátula de su primer álbum, que tuvo poca difusión y recatado alcance.

Su primer éxito vino gracias al aporte de Argenis Carruyo al grabar “El Superior”, tema de Virgilio Carruyo que se colocó en los primeros lugares de las carteleras nacionales:

“La india siempre se esmera
en fabricar lo mejor
el cigarro superior
con marquilla de primera.
A fumar el cigarro muy superior
de fragancia y aroma pura…”

(Virgilio Carruyo, temporada 1982)

En 1983 entra a la agrupación Astolfo Romero y la somete a una reingeniería musical. Surge así su sonido característico de golpe viejo y armonía joven con base en la guitarra, coros impecables y el sonido del cencerro pequeño, utilizado por los timbaleros para marcar el compás en el chachachá. Pillopo lo utilizó al doblar el verso y al repetir el estribillo, en el argot gaitero lo llamaron “el coquito”.  El pionero en ejecutar  ese cencerro en la gaita fue Guaco,  a partir de 1976, en su segunda etapa evolutiva, lo introdujo junto al bongó en temas como “María La Bollera”, más tarde en el tema “Con los Guaco no hay quien pueda” (1978).

Astolfo con su sólido liderazgo logró reunir en las filas de Gaiteros de Pillopo a excelentes cantantes: Daniel Méndez, a quien conocía desde los tiempos fundacionales de Zagalines del Padre Vílchez. Compromete a grabar a Argenis Carruyo temas iconos como “El Paladín”, “El Superior II”  y “Mi Chinita”. Más tarde se une a ellos el  compadre y compañero de Astolfo en Cardenales del Éxito de los años setenta; Danelo Badell. El director musical fue Humberto Bracho, excepcional guitarrista y arreglista, creador del concepto armónico de Pillopo. Junto a Alfredo Maldonado, Tico Carruyo, Gabriel Díaz conformaron el primer núcleo de esa divisa.

Sus primeros éxitos nacionales fueron “La Tienda de Tobías”, de 1983, ganadora del Premio “Virgilio Carruyo”; “El Mercado de los Buchones”, de 1984, ganadora del “Festival una Gaita para el Zulia” y “El Barbero”, de 1985, ganadora por unanimidad de todo los premios como gaita del año. Esas tres composiciones representan lo mejor de la obra imperecedera de Astolfo Romero (1950-2000).

Resumen Festival "Una Gaita para el Zulia 1984"

En el año 1986, ante la salida de Astolfo para dirigir los Cardenales del Éxito reagrupados, en Pillopo surgen como sus principales figuras Danelo Badell, Ozías Acosta y Richard Castro. En esa segunda etapa de la agrupación se destacan temas como “Pa´que Luis” (1987), “Prefiero mi Gaita”, “La Parabólica”, “El Ferry” (1987), “Los Remedios”:

“Si tiene el pecho apretao
y una gripe que asesina
a eso hay que darle un parao
con plasma antiflogitina”

Gaiteros de Pillopo se ha mantenido como una excelente agrupación de alcance nacional, presente en los grandes eventos, en los records reports, colocando temporada tras temporada temas en competencia por la gaita del año. En su larga lista de solistas aparecen los nombres de Luis Escaray, Leandro Lenin Montiel, Nelson Romero, Renny Guerra, Eroy Chacín, Enrique Quiroz, Adolfo Ochoa, Eddy Méndez, Luis Germán Briceño, Astolfo David Romero quien logró “la gaita del año” con el tema “El maracaibero” al lado de Neguito Borjas:

“El maracaibero
siempre recuerda y no olvida
aquello que le dio vida
y en su lista es lo primero
su lago, su sol, su suelo
la gaita y su hermosa China”

(Neguito Borjas, 2002)

Para celebrar los 30 años de trayectoria grabaron sus éxitos orquestados por el maestro José Luis García e incluyeron en sus producciones temas en tiempo de fulía, de parranda central, con un nuevo tratamiento armónico (género folclor-fusión, mal llamado “neofolclor”). Este esfuerzo ha coadyuvado a mantener su vigencia en el público nacional y han logrado arribar a este aniversario con una excelente salud artística.

Luego de recorrer durante 32 años en los escenarios venezolanos, Gaiteros de Pillopo representa un sonido de tradición con una puesta en escena vanguardista, un estilo maduro, consolidado, pero a la vez fresco, vivaz. Para la temporada gaitera 2012 sus solistas son: Adolfo Ochoa, quien además lleva la animación en las presentaciones, Carlos Vílchez, Renny Guerra, Juan León y eventualmente Ozías Acosta; acompañados por Humberto Bracho en el bajo y dirección musical, quien regresa a la agrupación  dos décadas después; Ender Méndez en la tambora, Humberto Añez en el furro y Néstor Guerra en el cuatro, entre otros.

Un vocablo de tres sílabas que comenzó como una forma de expresar el cariño fraternal entre niños en una casa de Los Haticos, que luego fue el apelativo del propulsor del béisbol aficionado en el Zulia, ahora representa una marca musical respetada, nombradía de una de las agrupaciones más importante de nuestro folclor  más raigal: Pillopo.

“Todos se volvieron locos
y no hayan como hacer
para  poder mantener
el swing que tiene Pillopo”

(Luis Escaray, 1992)

Deseo una feliz celebración  a las huestes pillopéricas, un feliz evento de aniversario. Reciban mi reconocimiento y valoración, su iniciador Luis Adolfo Camacho y su señora esposa Nelly, unidos a  todos sus hijos en la gaita.

Visita nuestro álbum histórico de Gaiteros de Pillopo AQUÍ

Twitter: @leonmagnom

 

El Escaparate rindió homenaje a León Magno Montiel

El equipo de El Escaparate, liderado por José "Joco" González, rindió un sencillo pero emotivo homenaje a la trayectoria de León Magno Montiel, pionero de la radiodifusión de la gaita todos los meses del año, creador del programa Sabor Gaitero y del portal www.saborgaitero.com.

En el marco de una serie de homenajes a las grandes figuras de la radio zuliana, el equipo de El Escaparate convocó a León Magno Montiel a su programa que se emite todos los sábados de 4 a 6pm por Metrópolis 103.9FM en todo el Occidente venezolano, para conversar sobre sus primeras inclinaciones hacia la comunicación, sus inicios en la radio, así como el surgimiento del portal www.saborgaitero.com, por el cual recibió el Premio Nacional de Periodismo en el año 2004.

León Magno Montiel asistió acompañado de su esposa, Marisela Árraga de Montiel, madre de sus tres hijos, Nairuma Virginia, León Magno Jacob y Neimarú Alejandra; y de la actual co-animadora de Sabor Gaitero y editora de www.saborgaitero.com, Mariana Ferrer Mello. En el transcurso de la entrevista salieron a relucir tópicos como su estrecha relación con su hermano Leandro Lenín Montiel, su afinidad con la lectura y la escritura, su gusto por la música académica, y su pasión por la cocina.

Como parte de la estructura del programa, León Magno Montiel participó como narrador de la sección "Un poquito de Fitina", leyendo un texto sobre La Esquina de Mac Gregor. En otra de las secciones respondió a cinco preguntas relámpago en las cuales reveló que su libro favorito es "Canto General" de Pablo Neruda, y que el mejor lugar del mundo para estar es su amada Maracaibo.

Hubo intercambio de obsequios con el equipo de El Escaparate y también con el gran intérprete zuliano Javier Zalez, quien se unió a la conversación para promocionar su primer sencillo "Es que te amo", compuesto por Yasmil Marrufo y que formará parte de su primer disco como solista "Absoluto".

Como parte de estos homenajes a las figuras de la radio en El Escaparate ha participado previamente Moraima Gutiérrez, y el próximo invitado será Pedro Soscún Machado.

Álbum Homenaje a León Magno Montiel en El Escaparate - Fotos por Leonardo Prescott

{gallery}sabor_gaitero/homenaje_elescaparate{/gallery}

Video "Es que te amo" - Javier Zalez

 

 

Fe y Alegría 88.1 se llena de la fe y la alegría de la zulianidad

“No salimos al aire para ser complacientes; amenizar; distraer; hablar pendejadas; ser graciosos; para leer refritos periodísticos, ni para ganar cobres. Salimos al aire para discutir, analizar, cantar y cuestionar colectivamente, junto con cada uno de los dolientes de nuestra ciudad, de nuestra identidad y nuestra cultura, lo que aquí está pasando”.

Así que a partir de este lunes 18 de julio se reactiva el equipo de la zulianidad, gracias al apoyo irrestricto de la directiva de Fe y Alegría 88.1, encabezada por Gerardo Lombardi y Mónica Marchesi; y todo un equipo de colaboradores, amantes verdaderos del apasionado ejercicio de la radiodifusión.

Tan pronto vuelva de las pampas y de su cobertura de la Copa América, regresará Wenceslao Moreno Jr., con una mañana de noticias y deportes, de lunes a viernes de 9 a 10am. Vuelve Sabor Gaitero con León Magno Montiel y Mariana Ferrer Mello, de 10 de la mañana a 12 del mediodía. Estará de regreso, mejor solo que mal acompañado, Ricardo Hernández de 3 a 4pm con todo su Sentimiento Nacional. La juventud carismática e inteligente de Neimarú Alejandra Montiel y Julio Albórnoz tendrá su espacio de 4 a 5pm en Tarde de Talentos. Y la Cuerda e´locos de Yolanda Delgado, Darvin Romero Montiel, Gustavo Colina, Lolita Delgado e Israel Colina se agarraron el prime time de 6 a 8pm para acompañarlos ahora en la vuelta a casa.

Así mismo, continuarán los espacios De Primera Mano, con Rogelio Suárez y Mónica Marchesi, de 5 a 9am; la emisión meridiana de Radio Fe y Alegría Noticias de 12 a 1pm; Al Calor del Deporte, de 1 a 2pm, con Gustavo Pérez, Ángel Bracho, Gilberto González, Ernesto Vera y Claudia Mellado; Wayuunaiki con Jayariyu Farías, de 2 a 3pm; la emisión vespertina de Radio Fe y Alegría Noticias, de 5 a 6pm; y la radio-revista juvenil Al aire pero no revueltos, producida por el Instituto Radiofónico Fe y Alegría, de 8 a 10pm.

Fe y Alegría 88.1 forma parte de la Red Nacional de Radio Fe y Alegría, con 18 emisoras en frecuencia y amplitud modulada, distribuidas en todo el país, y un enfoque informativo, educativo y de entretenimiento, que puede ser seguido desde cualquier parte del mundo a través de www.radiofeyalegrianoticias.net

Fe y Alegría 88.1, con zulianidad te toca y te prende… desde este lunes 18 de julio

 



 

 

Los premios y la gaita

Según su origen, los premios tienen la misión de “re-conocer” el trabajo de los sujetos que los reciben, tienen como finalidad destacar el trabajo realizado por ese creador, esa organización premiada y recompensarlo ante la comunidad.

En el caso de nuestro género musical, la gaita, en las décadas de los 70, 80 y 90 contó con premios muy respetados, honorables, como el “Virgilio Carruyo”, Mara de Oro, Festival de Industrias Pampero; pero ese prestigio que tenían esas organizaciones se esfumó. Hoy en día, sus veredictos sólo sirven para despertar pasiones bajas, que desembocan en una catarsis pública de descalificaciones, insultos, injurias entre los sedientos aspirantes a tales reconocimientos. La mayoría de los galardones, ni siquiera logran llamar la atención del público, son considerados unas chatarras del espectáculo en absoluta decadencia.

Pocos gremios son tan autodestructivos como el gaitero, a lo interno de esa comunidad priva la agresividad, pocas veces se ve una pelea tan desproporcionada, casi a cuchillo, entre las partes de ese todo que llamamos gaita. Es una lucha fratricida, una batalla campal entre coterráneos, una pelea absurda entre colegas por obtener la gaita del año, o el solista del año, por alcanzar el título que se desprende de un viejo vicio de la publicidad norteamericana, que para mercadear un producto lo cataloga como “The best” (el mejor), aunque esté lejos de serlo.

A lo largo de mis 28 años de carrera como locutor y profesional de comunicación, he entrevistado a muchos salseros, a intérpretes de ese género tropical protagonistas del boom de los años 70 y 80, y jamás alguno de ellos descalificó a los otros salseros. Por el contrario, se notaba un silencio respetuoso ante la alusión a un adversario o competidor en mis preguntas. Optaban por el mutismo y el respeto antes de injuriar al colega; buscaban no evidenciar algún roce artístico. Prevaleció una actitud afable, con conceptos cordiales de unos para con los otros. Igual me sucedió con los merengueros, repiten ese sentido de solidaridad y agradecimiento. También con los vallenateros, ahora tan en boga. La excepción en el Caribe la marcamos los gaiteros, somos depredadores de nuestros correligionarios.

El premio “El Zulia elige la Gaita del Año”, organizado por el IMGRA, en las calles de Maracaibo lo parafraseaban como “El Zulia elige la trampa del año”, y alcanzó una alta expectativa en el público nacional, pero la frase más reiterada dentro de la comunidad gaitera fue la descalificación, tildando al premio de componenda. Pareciera que sus organizadores no pensaron nunca en la imagen y promoción del género al que nos debemos, sino en sus caprichos personales. El alcalde patrocinador invitaba al evento y nunca hizo acto de presencia en el mismo, una descortesía total.

Si se organizara “Puerto Rico elige laSalsa del Año”, así como Pedro Arroyo creó “El día de la Salsa” en Borinquen, usted esperaría que en ese festival estuvieran los mejores temas de ese género, con los intérpretes más importantes. De igual manera si fuese “El Merengue del Año” o “El Vallenato del Año”, como bien se organiza el “Festival del Acordeón de Valledupar”, en el departamento del Cesar, con un prestigio bien ganado en toda América Latina.

En nuestros festivales no están las gaitas más sonadas, ni los gaiteros más representativos, sino los que lograron hacer el operativo más exitoso, el dispositivo promocional más efectivo o el “cuadre” más oportuno. Uno se pregunta: ¿Y esa gaita donde sonó?, ¿Quiénes son esos intérpretes?, además de los sectarismos políticos y las reticencias por posiciones políticas o partidistas, que también pasan su factura.

Progresivamente se eliminó el voto por Internet, cercenando la posibilidad real de participación del país gaitero, que de forma entusiasta votó vía web desde el año 2006, y desde entonces se ha creado una cibercomunidad alrededor de la gaita.

Creo que en la actualidad los premios gaiteros representan un estímulo a la división, al latrocinio, y a la corrupción impune. No cumplen con su misión primaria de reconocer los talentos y de promoverlos; por el contrario, atizan la división, la mezquindad entre los hacedores del género pascuero.

Verbigracia el concurso organizado por la Gobernación del Estado Zulia en el año 2011, que resultó un desastre tal, que se vieron obligados a realizar más ruedas de prensa para tratar de justificar sus errores y su fracaso, que para promover sus logros y celebrar el éxito del mismo. El gremio gaitero salió frustrado, disgustado, inconforme con ese maltrecho festival, que resultó otra vil manipulación de la “zulianidad” por parte de la derecha local en funciones de gobierno.

En el Festival de la Gobernación del Zulia, organizado por Fundagraez, todo redundó en un una gran complicidad de amiguismos, un falso sentido nacional del evento,un rotundo fraude al gremio gaitero y a la patria gaitera.

Premio en su etimología significa recompensa (del latín praemium), debería serlo ante el esfuerzo creativo, ante una propuesta estética admirable, no debería devenir en una recompensa a la “payola”, a la manipulación.

Con la mayor presteza deberíamos retomar el sentido originario de los premios, rescatar los más honestos, los más probos dentro de la gaita venezolana y relanzarlos.

Twitter: @leonmagnom

 


Página 27 de 33
Banner
Banner
Banner
Banner